Necesidad actual de la Ecología Emocional- 7ma generación Aguascalientes 2016-2017 ( Inicia: 28 de mayo)

EEM - ags- blog 3

Probablemente varios de ustedes ya están adentrados en el tema de la Ecología Emocional, sus postulados , sus mensajes. Sin embargo también es probable, apelando a la inmensidad de la red, que exista quien desconoce la materia. A algunos talvez les parezca algo poco profundo, o talvez – por el nombre- podría sugerir que se trata de alguna ONG donde tratamos de salvar directamente al medio ambiente.

Lo cierto es que la Ecología Emocional trasciende todo eso.

La Ecología Emocional es, en principio, un modelo de gestión emocional. O bien, dicho de otra forma: son un conjunto de estrategias, o herramientas, para ver con una nueva luz lo que nos ocurre a nivel emocional en nuestras vidas. Estas estrategias o herramientas buscan de forma práctica y profunda despertarnos a una forma más plena y sustentable de estar en nuestras vidas.

Todo el tiempo tenemos una emoción, estemos o no conscientes de ello. Y en los tiempos actuales muchas emociones suceden una tras otra, conforme vivimos nuestro día y los eventos se van desarrollando. Muchas veces, en medio de éste vivir de prisa, dejamos de darnos cuenta de lo que nos ocurre internamente.

Como cuando después de una junta, o alguna llamada, larga o breve, nos sorprendemos con el estómago duro o tenso. Aveces no sabemos ni porqué. Sin embargo nuestro cuerpo nos está avisando físicamente que hay algo que nos ha movido de alguna forma, algo que nos ha generado un impacto emocional. Aveces, en aras de seguir avanzando con nuestros compromisos o agenda, atenuamos racionalmente el impacto emocional de algunas cosas. Esto puede ser incluso algo tan sencillo como una frase. Sin embargo algo así de sencillo puede detonar en nosotros diferentes cosas. Algo que señala a aspectos más profundos que necesitamos resolver en nuestro presente. Estas memorias son nuestro filtro a través del cual vemos, o percibimos, nuestra vida.

La Ecología Emocional busca traer a la luz esos filtros. Hacernos conscientes de nuestra subjetividad. Para así uno: saber qué es lo que sentimos, dos: saber sentir nuestro cuerpo y sus notificaciones acerca de lo que nos está causando un impacto emocional. Y tres: despertar ésta consciencia para optar por nuestro mayor bienestar de forma responsable y sustentable. Optar por la solución más constructiva que respete nuestros principios y respete también la libertad de los demás a elegir para sí sus propios aprendizajes, estén o no conscientes de ello.

Muchos síntomas son los que observamos en México que nos señalan la urgencia de una estrategia revolucionaria, desde lo interno y lo emocional, para resolver de raíz y a futuro muchos retos personales, locales y globales.

Síntomas como la contaminación de las grandes urbes, las políticas públicas, el respeto a las mujeres, la falta de visión a futuro acerca de nuestros recursos naturales, la falta de un proyecto claro de nación, etc. son los que afirman aún más nuestra convicción, en el Instituto de Ecología Emocional México, por llevar a más lugares la propuesta de la Ecología Emocional.

Es por ello que hemos expandido las sedes donde se imparte el Máster en la materia.

Actualmente Ciudad de México y Guadalajara suman juntos ya 6 generaciones.

Ahora nos emociona abrir la 7ma generación con el Máster en Ecología Emocional en Aguascalientes 2016-2017 y la 8va en la hermosa ciudad de Puebla (junio 2016).

Queremos ofrecerle a toda la gente alrededor de éstas dos nuevas sedes una opción práctica, sin embargo profunda, para despertar a su propia vida.

¿Porqué Ecología Emocional?

Basta pasearse levemente por la sección de libros de autoayuda del Sanborns o de cualquier librería, para darnos cuenta de la urgencia, y la necesidad, que tenemos ahora de encontrar respuestas para mejorar nuestras vidas. Las instituciones ya no parecen ofrecernos respuestas suficientes. Sin embargo, aunque no podemos generalizar, es poco probable que un simple curso o una lectura- por interesante y atinada- logren cambiar algo en nosotros a nivel profundo, a nivel programación emocional.

El Máster en Ecología Emocional, trasciende la teoría y la práctica, siendo un lugar seguro para los participantes, para vivir un proceso personal para obtener no una respuesta sino SUS propias respuestas.

¿Nos ayudan a correr la voz?

http://www.ecologiaemocionalmx.org/master.htm

 

 

A propósito de la Contingencia Ambiental… (una nota desde el punto de vista de la Ecología Emocional).

EE blog contingencia 01

¿Qué significa la contingencia ambiental a nivel emocional?

A propósito de éstos días de contingencia ambiental queremos hacer una reflexión desde la visión de la Ecología Emocional de en qué medida, esto tiene un paralelismo- y raíz- con nuestras vidas emocionales.

La contingencia ambiental es cuando la contaminación llega a tal punto donde la vida no puede seguir de manera normal. Es entonces necesario tomar medidas drásticas para conservar nuestro equilibrio más básico.

Del mismo modo funciona la contaminación a nivel emocional. ¿Cuánto tiempo podríamos sobrevivir en un ambiente que sea tóxico, ya sea una relación no constructiva, o un trabajo que va contra nuestros principios y naturaleza? ¿O bien, sostener alguna amistad o empresa que menoscaba nuestro bienestar más allá del “beneficio” inmediato y/o económico? Y, sin embargo, como habitantes de una megalópolis: seguimos ahí por una profunda creencia de que no existe algo mejor para nosotros en otro lugar, o porque es lo que ya conocemos (costumbre, tradición o paradigma).

El mundo no es como es, es como somos.

Cuando ocurre la contingencia ambiental podemos adoptar una actitud de víctima ante las medidas que hay que tomar para cumplir con la contingencia.

Justo como cuando una persona se queja del tráfico dentro de su coche sin despertar a la idea de que ella misma (multiplicada por miles) es el tráfico.

Sin embargo: lo que pretende la Ecología Emocional es hacernos conscientes y responsables, en éste caso, de cómo nosotros mismos somos el motivo de la contaminación.

Aunque todo esto depende de algo más profundo a nivel individual: nuestra programación para manejar nuestros sentimientos. Para esto se requieren dos pasos: conocer lo que sentimos y dos: decidir hacer algo con ello que aporte a la solución del problema.

Así, preguntémonos: ¿cuántas veces en nuestras relaciones interpersonales (de pareja, amistad, laboral, comercial, etc.) nosotros mismos somos los que generamos parte de la contaminación emocional? ¿Cuántas veces tenemos relaciones viciadas por aspectos que no logramos identificar y resolver? Y, aún con ello: 1.- seguimos en ese lugar/relación/circunstancia y 2.- seguimos infelices, sin avanzar- como los coches en el periférico en hora pico.

¿Cuántas veces somos nosotros los que contaminamos, literal o emocionalmente, nuestro mundo- físico o emocional?

Para muchos establecer que el nivel de contaminación de las grandes ciudades del mundo se debe al tipo de educación emocional de sus habitantes puede significar dos cabos difíciles de atar. Cabe aclarar que la gestión emocional desarrollada por la Ecología Emocional es algo sumamente nuevo para el tipo de modelo económico, o modo de producción, que hemos desarrollado como sociedad en los siglos recientes. Sin embargo es, con todo ello, urgente y necesaria.

Desde el profundo estudio de la Ecología Emocional podemos asegurar que lo que vemos en el exterior- como en éste caso la contingencia ambiental- es un síntoma a una macroescala de la suma infinita de los patrones de gestión- o de nula gestión incluso- emocional, de todos los seres que componemos éste Ecosistema (antes D.F. ahora CDMX).

El descuido que tenemos con el ambiente es la proyección del descuido que una gran mayoría de habitantes puede tener sobre su propia gestión emocional.

En el libro “Ecología Emocional para el Nuevo Milenio” Mercè Conangla y Jaume Soler- creadores, precisamente, de la Ecología Emocional- abordan a profundidad todo lo que implica despertar a una forma más sustentable de existir a nivel emocional. Éste despertar, urgente, busca reflejarse eventualmente en políticas- locales y globales- para sostener nuestra existencia dentro del ecosistema que habitamos.

¿Qué tan consciente estás de la contaminación emocional que puedes generar?

¿Eliges ser parte de la solución o parte del problema? 

 

 

Ecología Emocional y Ecosistemas

EE foto blog 01

¿Qué tanto comprendes el papel que tus sentimientos tienen en el ecosistema?

Abramos el blog: Para empezar: ¿Qué es la Ecología Emocional?

La Ecología Emocional es un modelo de gestión emocional, desarrollado en Barcelona, que vincula nuestro modo de manejar nuestros sentimientos con el impacto que tenemos en nuestro entorno. Se basa en diferentes escuelas de pensamiento psicológico y filosófico, así como en la experiencia práctica de años de trabajo personal por parte de Mercè Conangla y Jaume Soler– autores de éste modelo educativo-emocional y destacados profesionales dentro del área del autoconocimiento.

El objetivo y la palabra clave es responsabilidad. Se trata de hacernos responsables de lo que pensamos, de lo que sentimos y de los actos que con esto generamos.

Así también la Ecología Emocional establece un paralelismo en como estamos estructurados internamente y cómo nuestros procesos de gestión emocional se proyectan hacia nuestro entorno. Es decir, así como muchas veces hay pensamientos que pueden contaminar nuestro sentir- así mismo ese patrón mental/emocional- a un nivel macro- es el que fomenta que contaminemos nuestro entorno.

Y cuando hablamos de contaminación no solo nos referimos al tema de la polución del medio ambiente. Nos referimos también a la contaminación con mensajes que establecen cánones y paradigmas que descartan nuestro bienestar y crecimiento sustentable como personas.

Así la Ecología Emocional pretende ser una herramienta que rescata lo más valioso que existe entre nosotros: los vínculos. Empezando por el que tenemos con nosotros mismos y la gente que nos rodea hasta llegar al planeta como ente vivo. A cada uno de estos niveles de interacción es a lo que lamamos Ecosistemas.

¿Cada cuándo checas en qué tono (positivo/negativo) estás pensando?

Hablemos de Ecología Emocional:

Díganos ¿qué piensan… ?

Bienvenidos al Blog de Ecología Emocional México

master_sesion_firma

La Ecología Emocional es el arte de la sostenibilidad emocional.

Con mucha alegría les damos la más cálida bienvenida a nuestro blog, haciendo de ello un nexo con todos los ecologistas emocionales interesados en compartir sus comentarios, dudas o sugerencias. Esperamos contar con sus maravillosas aportaciones.

Les enviamos un afectuoso abrazo.