Necesidad actual de la Ecología Emocional- 7ma generación Aguascalientes 2016-2017 ( Inicia: 28 de mayo)

EEM - ags- blog 3

Probablemente varios de ustedes ya están adentrados en el tema de la Ecología Emocional, sus postulados , sus mensajes. Sin embargo también es probable, apelando a la inmensidad de la red, que exista quien desconoce la materia. A algunos talvez les parezca algo poco profundo, o talvez – por el nombre- podría sugerir que se trata de alguna ONG donde tratamos de salvar directamente al medio ambiente.

Lo cierto es que la Ecología Emocional trasciende todo eso.

La Ecología Emocional es, en principio, un modelo de gestión emocional. O bien, dicho de otra forma: son un conjunto de estrategias, o herramientas, para ver con una nueva luz lo que nos ocurre a nivel emocional en nuestras vidas. Estas estrategias o herramientas buscan de forma práctica y profunda despertarnos a una forma más plena y sustentable de estar en nuestras vidas.

Todo el tiempo tenemos una emoción, estemos o no conscientes de ello. Y en los tiempos actuales muchas emociones suceden una tras otra, conforme vivimos nuestro día y los eventos se van desarrollando. Muchas veces, en medio de éste vivir de prisa, dejamos de darnos cuenta de lo que nos ocurre internamente.

Como cuando después de una junta, o alguna llamada, larga o breve, nos sorprendemos con el estómago duro o tenso. Aveces no sabemos ni porqué. Sin embargo nuestro cuerpo nos está avisando físicamente que hay algo que nos ha movido de alguna forma, algo que nos ha generado un impacto emocional. Aveces, en aras de seguir avanzando con nuestros compromisos o agenda, atenuamos racionalmente el impacto emocional de algunas cosas. Esto puede ser incluso algo tan sencillo como una frase. Sin embargo algo así de sencillo puede detonar en nosotros diferentes cosas. Algo que señala a aspectos más profundos que necesitamos resolver en nuestro presente. Estas memorias son nuestro filtro a través del cual vemos, o percibimos, nuestra vida.

La Ecología Emocional busca traer a la luz esos filtros. Hacernos conscientes de nuestra subjetividad. Para así uno: saber qué es lo que sentimos, dos: saber sentir nuestro cuerpo y sus notificaciones acerca de lo que nos está causando un impacto emocional. Y tres: despertar ésta consciencia para optar por nuestro mayor bienestar de forma responsable y sustentable. Optar por la solución más constructiva que respete nuestros principios y respete también la libertad de los demás a elegir para sí sus propios aprendizajes, estén o no conscientes de ello.

Muchos síntomas son los que observamos en México que nos señalan la urgencia de una estrategia revolucionaria, desde lo interno y lo emocional, para resolver de raíz y a futuro muchos retos personales, locales y globales.

Síntomas como la contaminación de las grandes urbes, las políticas públicas, el respeto a las mujeres, la falta de visión a futuro acerca de nuestros recursos naturales, la falta de un proyecto claro de nación, etc. son los que afirman aún más nuestra convicción, en el Instituto de Ecología Emocional México, por llevar a más lugares la propuesta de la Ecología Emocional.

Es por ello que hemos expandido las sedes donde se imparte el Máster en la materia.

Actualmente Ciudad de México y Guadalajara suman juntos ya 6 generaciones.

Ahora nos emociona abrir la 7ma generación con el Máster en Ecología Emocional en Aguascalientes 2016-2017 y la 8va en la hermosa ciudad de Puebla (junio 2016).

Queremos ofrecerle a toda la gente alrededor de éstas dos nuevas sedes una opción práctica, sin embargo profunda, para despertar a su propia vida.

¿Porqué Ecología Emocional?

Basta pasearse levemente por la sección de libros de autoayuda del Sanborns o de cualquier librería, para darnos cuenta de la urgencia, y la necesidad, que tenemos ahora de encontrar respuestas para mejorar nuestras vidas. Las instituciones ya no parecen ofrecernos respuestas suficientes. Sin embargo, aunque no podemos generalizar, es poco probable que un simple curso o una lectura- por interesante y atinada- logren cambiar algo en nosotros a nivel profundo, a nivel programación emocional.

El Máster en Ecología Emocional, trasciende la teoría y la práctica, siendo un lugar seguro para los participantes, para vivir un proceso personal para obtener no una respuesta sino SUS propias respuestas.

¿Nos ayudan a correr la voz?

http://www.ecologiaemocionalmx.org/master.htm

 

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*